Google+ Badge

domingo, 31 de mayo de 2015

Potes CCto La Viorna - Maredes - Rezumbia

Deva Potes Ccto Viorna-Maredes - Cascadas Rezumbia 2015-04-23
Mapa de la ruta
La ruta en Google Earth
Perfil de la ruta
Empezamos de nuevo la temporada con frescos aportes sobre la zona occidental de Cantabria, hasta ahora menos tratada en el blog, y con mucho recorrido que mostrar. La ruta de hoy parte de la Potes, capital de Liébana, para acceder a la Cruz de La Viorna y desde allí acercarnos a Maredes con la idea de buscar el arroyo Rezumbia y ver las cascadas que se forman en su cauce. Finalizaremos la ruta pasando por Valmeo para cerrar el círculo de nuevo en Potes.
Rincón de Potes y río Quiviesa
Hoy, vuelvo con el Golden después de 6 meses de inactividad a causa de una fastitis plantar que aún me sigue molestando y que espero cese en algún momento.


martes, 5 de mayo de 2015

Periche- Kala Pattar (Nepal 2004)

Periche - Kala Pattar - Regerso a Katmandú
Bajamos a cruzar el río para encabezar el glaciar del Kumbu
4/10/04
Salimos de Periche hacia Lobuche, el inicio del sendero, es una tranquila llanura que ayuda a la observación. Cruzamos un río por una parte pedregosa para buscar el glaciar de Khumbú.
Camino de Lobuche disfrutando de las vistas
Cola del glaciar del Khumbú
Empezamos a disfrutar del Ama Dablam que dejamos atras
El día se presenta más despejado, nos asombramos, cuando paramos a tomar el te en Dughla (4620 m) y podemos contemplar la majestuosidad del Ama Dablam, a nuestras espaldas, a una de las montañas más bonitas del mundo.
Taboche, Cholatse y Arakan un trío magnífico
Detalle del Cholatse Peak
Antonio se empequeñece ante el Arakam Tse
Tukla Yak Lodge lugar de descanso
Paramos a tomar un te en el Tukla Yak Lodge a 4620m como reza el cartel, y descansamos un poco. Alucinamos en colores ante los paredones cercanos del Taboche Peak, Cholatse y Arakam Tse, sobre todo este último, de una verticalidad y blancura impresionante. La verdad, no hay palabras para expresar la grandeza que nos rodea, se escucha el estruendo de las avalanchas y alguna vemos en la lejanía. Hay que estar allí para sentirlo, y llenarte la cabeza de sueños sin necesidad de aditivos.


lunes, 4 de mayo de 2015

Lukla - Periche (Nepal 2004)

Lukla - Nanchebazar - Tengboche - Periche (Nepal 2004)
Aun 29/09/04
¡Al fin aquí! Cuánto se ha hecho de rogar, el aeródromo es cuando menos curioso, porque al ser el entorno muy accidentado, la pista de aterrizajes es muy corta, son 350m con una inclinación de 20º para poderse parar las avionetas. Y desde hace pocos años la pista está asfaltada, pues antes era de tierra, todo ello gracias a la ayuda de la fundación Edmund Hillary en agradecimiento al compromiso sherpa en su ascenso al Everest.
En Katmandú no vi ninguna papelera en la calle y aquí fue lo primero que me llamó la atención, no abundan, pero se ve alguna de vez en cuando.
Es difícil ordenar cada uno de los pretextos que nos mueven a acercarnos a los pies del Everest, la montaña que los nepalíes llaman Sagarmatha, y los tibetanos y sherpas Chomolungma (Diosa Madre). Parte de la culpa de mi fascinación la tienen las lecturas de escritores-alpinistas como Reinhold Messner, Anatoli Bukreev, y sobre todo Sebastián Álvaro, que con su programa de Al filo de lo Imposible me ha metido en vena la fascinación por estas tierras, donde las piedras rezan, el agua de los ríos emiten plegarias y el viento invoca a los dioses.
Cruzando Lukla
Sorteamos los manis por la izquierda como manda la tradición
De espera en el lodge de Tendi, nuestro Shidar
Familia del Shidar en la cocina preparando el te
Huertas y viviendas del valle
Vemos los primeros jacks
A mediodía, iniciamos camino hacia Phakding (2600 m) donde nos quedaremos a dormir en Villa Farakpa, de reciente construcción y que nos sorprende por su confortabilidad, limpieza y baño vigilado. Previamente paramos en el Lodge (Hill tol View) de nuestro sirdar Tendi donde tomamos el primer te con leche, comimos una rica sopa, arroz con papas y terminamos con te negro, que nos caldeó e hidrató a raudales a lo largo del trekking.
Cruzamos los primeros puentes tibetanos
Los porteadorse hacen un descanso, algunos sólo calzan chanclas

sábado, 2 de mayo de 2015

Katmandú Nepal 2004

Estancia en Katmandú con el G.M. El Calvario(Nepal 2004)
Aunque fuera de contexto y del cometido del blog, con esta publicación, quiero rendir un fraternal y sentido homenaje al pueblo nepalí, en éstos días de desgracia y sufrimiento por el terremoto acontecido. Pueblo éste, que tan buen recuerdo deja en todo aquél que le conoce un poco. Gente atenta y humilde que siempre te saluda con una sonrisa.
Sí, nos reconocen como turistas, pero al observarles en sus tareas diarías, te das cuenta de la sencillez y grandeza de su gente. Se buscan la vida como pueden, no tienen industrias ni empresas que generen trabajo, a no ser los talleres clandestinos que tejen y cosen para las grandes firmas de ropa,. Viven del turismo, de lo poco que les da la tierra y del trueque de sus actividades, a pesar de todo, parecen felices en su cotidianidad.
Por aquel entonces, residía en Las Islas Canarias, y allí viví durate 17 años, durante los cuales pude recorrrer las islas, y conocer con bastante detalle Gran Canaria, aunque siempre quedan rincones por descubrir.
Todos los años, hacíamos una salida a montañas lejanas, Pirineos, Picos de Europa, Atlas, Dolomitas, Alpes, etc, y en 2004 tocó Nepal. ¿A qué montañero no le gustaría conocer un trozo de los Himalayas?, y de paso visitar nuevas tierras. Si el tiempo te acompaña un poco, lo primero no te defraudará, y lo segundo, a nada que seas un tanto receptivo, lo recordarás toda tu vida.
Siempre con una generosa sonrisa
Ha pasado un año, desde la última salida de tierras canarias hacia la península, y llega la hora de conocer nuevos horizontes, otros retos, que cada verano acometemos con ilusión. Pero este es especial, pretendemos ver el techo del planeta, transitando por el parque nacional de Sargamatha y el valle del Khumbú.
G.M. El Calvario en Gran Canaria
Este desplazamiento ha supuesto un gran esfuerzo tanto de preparación como de ahorro, renunciando a otras excursiones y convenciendo a los más allegados de su necesidad. Desde primeros de agosto empezamos cotejando los útiles del viaje en cuanto a ropa, documentación y medicinas para que cuando llegue la fecha de partida estar preparados.